Javier Lima -Verso Libre- A vueltas con el jamón

A ciertas edades empieza a ser habitual hablar de dolencias, enfermedades, pastillas y de los que por desgracia ya no nos pueden acompañar más en este camino de la vida. Mi amigo Juanma, con la gracia que le caracteriza, me decía -no hace mucho-para relativizar estos procesos que tanto él como yo ya le habíamos dado la vuelta al jamón, ¡no le falta razón!

Nuestras vidas están asociadas a un paisaje humano del que formamos parte indisolublemente como generación: familia, vecinos, amigos, amores, conocidos, compañeros de clase, profesores, compañeros de trabajo, personajes públicos… Caras, miles de caras -algunas de las cuales se van difuminando en nuestra memoria por el paso del tiempo- con las que podríamos llenar un gran auditorio. Son el paisaje humano de nuestras vidas.

Ese proceso inexorable de hacerse mayor lleva emparejado que en ese auditorio empiecen a aparecer huecos en las butacas. Al principio como un fenómeno casi imperceptible. A partir de una edad la evidencia de los sitios vacíos se vuelve más consciente. Cada vez son más las butacas donde falta alguien, como el árbol de otoño cuyas hojas lo dejan desvalido.

En mi paisaje ya no están mis padres ni algunos de mis familiares más queridos. También una lista numerosa de personajes públicos que nos acompañaron en el camino: actores, humoristas, locutores, naturalistas, políticos, músicos, escritores o deportistas. Recientemente se nos fueron Pau Dones, Almudena Grandes, Ouka Leele, Juan Diego, William Hurt… Justo esta semana se iban en Marbella dos Fernandos. Fernando Piquer fundador de Produnas junto a su mujer, Susanne Stamm a la que le mando mis más sentidas condolencias y mi primo Fernando Alcalá Belón al que realmente iba dedicado este artículo.

Fernando Alcalá nos dejaba esta semana después de llevar mucho tiempo luchando contra la enfermedad, esa dichosa enfermedad. Una noticia que me conmovió. No tuve tanto trato con él como me hubiera gustado, pero lo apreciaba mucho: era cercano, inteligente, y, sobre todo, muy buena gente. Una de esas personas de las que necesitamos más en este mundo. Estuvo trabajando en su notaría hasta quince días antes de su fallecimiento. Se te echará de menos. Un abrazo muy fuerte para su mujer y sus hijos y el resto de su familia. ¡Qué la tierra te sea leve mi querido primo!

A todo otoño le sigue una nueva primavera. Al auditorio se incorporan con fuerza nuevas caras a ese paisaje humano que me recuerda al ‘Panta rei’: todo fluye que nos decía aquel filósofo presocrático llamado Heráclito de Éfeso. Es el ciclo de la vida.

Publicaciones Anteriores de Javier Lima

Javier Lima -Verso Libre- Cocrear

Una de las cuestiones que más me preocupa de la sociedad en la que vivimos es la enorme crispación que existe donde parece que estamos condenados a no entendernos. Por ello es más necesario que nunca que ciudadanía e instituciones hagamos un esfuerzo por rebajar la tensión que desgraciadamente otros…

Javier Lima -Verso Libre-Mundos paralelos

Terminaba de ver el otro día la miniserie Desplazados. Una recomendable serie de Netflix cocreada y codirigida por la actriz australiana Cate Blanchett que intenta abordar el drama y la complejidad de la inmigración. Basada en testimonios reales—Desplazados— es una historia poliédrica que trascurre en un centro de inmigración de…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies